Suscríbite y recibe información de valor

  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de YouTube

© 2019 by Ciudadano Toriello

Buscar
  • Ciudadano Toriello

Encuestas, descarte y voto inteligente...


“Hay tres clases de mentira”, dijo el Profesor: la del vendedor de carros usados (“nunca se ha chocado, usté; tiene sólo veinte mil kilómetros”), la mentira piadosa (“Tía, te ves linda con ese sombrero”)... y las estadísticas. “Esta última clase de mentira, es, definitivamente, la más rentable y es ésa la que vamos a estudiar aquí”...


El profesor Edwin Kuh me dio clases de probabilidad y estadística a fines de la década de los setenta del siglo pasado, en M.I.T. Era conocido en los círculos académicos del noreste de Estados Unidos por su fino humor negro, pero también por su reconocida habilidad para aplicar las matemáticas al estudio del comportamiento humano, en forma de “modelos econométricos”, razón por la cual John Kenneth Galbraith alguna vez lo consideró “uno de los economistas más innovadores de su generación”. Él nos enseñó a un grupo de afortunados cómo era posible calcular, con gran certeza, la cantidad de sal que tiene el Mar Muerto o el Mar Caspio, estudiando la composición porcentual en un puñado de cubetas. Y porqué para calcular la sal de todos los oceános había que sacar más cubetas en más puntos geográficos y que no era igual hacerlo en enero que en julio (la concentración de sal en la superficie cambia con la temperatura)... También nos advirtió que las encuestas son fotografías de procesos en movimiento cuyo valor predictivo depende de factores que no siempre están al alcance del observador. Para ilustrar esto último nos decía que no es lo mismo predecir el desenlace de un proceso si se trata del comportamiento de dos grupos de sujetos similares en situaciones marcadamente diferentes. Predecir qué caballo ganará una carrera si se tienen varias fotos tomadas en distintos momentos en una pista plana de carriles definidos, con la última tomada a cien metros de la meta, es fácil: el caballo que más rápido avanza, más cerca del frente, con 99% de probabilidad. Predecir qué caballo saltará primero la cerca si se toma una foto tras soltar a un tigre en medio de veinte caballos acorralados, es otra cosa... En Guatemala, en esta elección, han soltado al tigre en este corral y sólo hay una verdadera foto tomada después de que empezó la estampida de ¡dos decenas! de caballos... Aunque en nuestra cultura tercermundista la única razón por la que las encuestas fallan en predecir resultados, según la mayoría, es “porque corrió el pisto”, la verdad es bastante más compleja. Predecir qué va a pasar en esta elección “atípica” es, realmente, “de pronóstico reservado”: varios personajes significativos han salido súbitamente de la escena; el público está desinformado deliberadamente y lo sabe; y el desencanto y la desconfianza no se han traducido en fuerte convicción, realmente, a favor de ninguno. Consiguientemente, la opinión pública, esa voluble criatura, de la noche a la mañana, nos puede sorprender...


De manera que “no le dé tanto coco” a las encuestas, ciudadano. Si usted forma parte de la estructura informal de liderazgo de la sociedad, sabemos que no quiere “que queden” ni Sandra ni Giammattei. A quién favorecer para que levante el pabellón nacional en la segunda vuelta, es realmente el dilema. El corrupto sistema, deliberadamente, ha propiciado la proliferación de candidatos y les ha impedido, al mismo tiempo, darse a conocer. Mi recomendación, ahí, es que aplique el método de la evaluación racional y en la primera vuelta, se olvide de las encuestas.


Porque insisto: esta vez habrá sorpresas, ciudadano. La gente como usted, la que no cometerá la burrada de votar nulo, con la falsa e inútil indignación de quien sólo está mejorando el peso porcentual de la opción populista cínica, tiene las riendas del país en sus manos. Y el “descarte” racional de opciones inconvenientes se podría resumir así: tras eliminar de entrada a los candidatos principales de las mafias de izquierda y de derecha, ya mencionados, y asumiendo que usted tampoco quiere a la candidata de CODECA, la otra Thelma, quedan el afrancesado, Harry Potter y Boberto; además de Luis Velásquez Quiroa y párela de contar (el resto por impedimento legal, mediocridad y/o invisibilidad). Contrastar al Dr. Velásquez, un quichelense honrado, preparado y ecuánime, con sus rivales, es sencillo, aunque lo hayan tratado de invisibilizar: no escogió a un incapaz para vicepresidente, como el enviado de la ONU; no tiene problema para sentarse a hablar con los quichés en su propio idioma, como lo tendría el nerdito egresado de la secundaria extranjera, que lo que hoy sí habla, es mal de su reciente patrón; y nunca se ha fumado las yerbas que se ha fumado el ex rival del Municipal. Dadas las circunstancias, además, lo que Luis Velásquez necesita para pasar a segunda vuelta es aproximadamente uno de cada siete votos válidos, lo cual es algo que con sus dotes persuasivas, ciudadano, puede contribuir a provocar usted...


El caduco sistema político guatemalteco actual, ese que deliberadamente ha pretendido mantener a la ciudadanía en la oscuridad, ya no dá más de sí. Cree poder seguir “comprando” al electorado y por eso, merece terminar ya; este mismo 2,019. Es momento, también, de abandonar el estéril enfrentamiento en el que desde hace tres décadas nos tienen los que no quieren que nada cambie y los que ofrecen redimir al pueblo con el reparto de lo ajeno. Aunque la gente del pisto no ayude... El partido UNIDOS dará cabida en los próximos cuatro años a todos los guatemaltecos de buena voluntad para gestar aquí un auténtico “milagro económico”, con nuestro propio “Plan Pérez” (nó el mítico –por inexistente- “Plan Marshall tropical”), mientras combatimos al crimen y a la corrupción, con “el Método Falcone”. Luis Velásquez ofrece que con el “Plan Pérez” en lo económico y el “Método Falcone”, en lo jurídico, hará suyos estos conceptos y ejecutará el “Plan Velásquez” para el despegue de Guatemala... Construyamos juntos, entonces, un verdadero Partido Político en el próximo período: moderno, incluyente y conciliador. Entérese de los principios ideológicos y programáticos que sustentarán a este nuevo fenómeno político visitando el sitio www.ciudadanotoriello.com. Baje y analice nuestra “Plataforma Ideológica y Programática”, que está “colgada” ahí. La Patria merece su atención, ciudadano; la de usted, a quien parientes, amigos y conocidos escuchan. Haga su parte, analice, dialogue, convenza, “la idea es un Meteoro”. No se de por vencido, mantenga viva la esperanza en un futuro mejor. Ya una vez lo logró, ciudadano, recuerde cuando evitó que quedaran Sandra y Baldizón, aunque ahora hay que hacerlo mejor. Hagámoslo bien esta vez, ciudadano, hagámoslo UNIDOS. Tiene usted una cita con la Patria, no la deje plantada. Póngase del lado correcto de la Historia. No lo olvide: todo pueblo tiene el gobierno que merece...


"Publicado en la sección de Opinión de elPeriodico el 4 de junio 2019"

382 vistas